El Origen del Tai Chi Chuan

Acerca del origen de este arte, existen varias versiones, sin embargo la más aceptada es la que sigue.

El boxeo de la sombra o arte del Taijiquan  de la familia Chen, nació en el siglo XVII al final de la dinastía Ming en Chenjiago, pueblo de la provincia de Henan, cerca del río amarillo a dos días de camino del templo Shaolin.

Chen Wang ting (1600-1680), combinando sus conocimientos marciales (1), con las técnicas de Yoga China (Dao In), control de la respiración abdominal (Tui Na).

Chen Wang ting creó el Chan Si Jing (enrollamiento y desenrrollamiento suave de la seda del capullo), y creó los ejercicios de combate Tui Shou (empuje de manos).

 

Chen Wang Ting fue conocido como el que derrotó a más de mil bandidos, y traspasó el arte de sus técnicas de combate de generación en generación quedando este dentro de la familia Chen hasta la generación numero 14.

Chen Chan Xing (1771-1853) fue el responsable de reestructurar el estilo familiar, debido, a que varias rutinas contenían ejercicios demasiado exigentes, para practicantes de edad avanzada, aunque su nivel fuese muy alto (ej. Pararse sobre la cabeza, o saltar con las piernas separadas en el aire y así caer al suelo). De este modo el sistema fue refinado, en dos rutinas de mano vacía, llamadas I-Lu o primera rutina, y Er-Lu Pao-Chui, segunda rutina o Puños de Cañón. La compilación realizada por Chen Chan Xing es llamada en la actualidad Lao Jia o escuela Antigua.

Chen Chan Xing también es el responsable de enseñar a un extraño de la familia, al famoso Yang Lu Chan (1799-1872). Su nieto Yang Chen Fu (1883-1936), quien dio forma al actual estilo Yang, enseñando solamente movimientos lentos (2). Así el Taijiquan fue conocido por todo el país como un arte de terapia corporal; mientras que el arte original del Taijiquan se quedo con la familia Chen, en el pueblo de Chenjiago, hasta que Chen Zhaopi (1893-1972) generación 18, trajo a Chen Fake (1887-1957) máximo maestro de la generación 17 a Beijing.

Chen Fake se hizo famoso en la capital antigua, por que ningún combatiente, cualquiera fuera su arte marcial pudo medirse con él. Él supo ganarse la simpatía y el respeto de todos los maestros por su gran conocimiento. Chen Fake es responsable de una nueva mejora en el estilo, al añadir más movimientos en espiral dentro de las rutinas, y modificando las mismas, haciéndolas más enérgicas, con más fa-jing potencial, y más aplicaciones marciales especialmente Chin Na.

En la actualidad, nos encontramos con maestros de la generación 20 y 21 difundiendo el arte familiar por todo el mundo, y de quienes tenemos la posibilidad de aprender, (Chen Xiaowang, Chen Zheng Lei, Wang Xian, y Zhu Tiancai), quienes son los máximos exponentes del arte en la actualidad.