Wai San He

Las tres armonías externas (Wai San He)

Desde los pies hasta la cabeza, de la cintura a los brazos, Todo debe estar unificado, como un todo integrado.” [Crónica de Wang]

Para que el cuerpo se mueva como un todo integrado, debe haber una estrecha coordinación entre la parte superior e inferior, utilizando la cintura como eje, del mismo modo se debe coordinar los lados izquierdo y derecho del cuerpo, esto se consigue al dominar la técnica del Chansijing, comprendiendo el principio de rotación del dantian, con el cuerpo correctamente estructurado, permitiendo que el Peng jing se manifieste sin interrupciones.

 

Para propósitos de estudio, el cuerpo puede ser dividido en tres partes, que llamaremos, Raíz, centro y Punta o extremos. Así las piernas son la raíz, el torso el centro y la cabeza es la punta. 

El Maestro Alemán Jan Silberstorff, discípulo de Chen Xiaowang enseña, que mediante la relajación y la apertura, es posible generar la conexión entre las dos raíces, los 2 centros y los dos extremos o puntas, conformando una matriz, cuyo centro es el dantian.

De este modo, mediante la práctica, y la apertura de los hombros, y Kua, es posible sentir la interconexión de estos (línea ondulada), así como el flujo de la energía entre ambos, lo mismo es válido para las otras dos coordinaciones.

La parte raíz se utiliza para concentrar fuerza (jing), la cual es transportada a la parte central, y se concentra o expresa a través del extremo o punta.

Es a través de la coordinación en el movimiento de los arcos, y de su correcta alineación y coordinación con el Dantian, que es posible que el jing pueda ser transmitido por todo el cuerpo.