La estructura corporal

Al iniciar el estudio del Taijiquan uno se encuentra con bastantes requerimientos en cuanto a la estructura corporal, como estirar la espalda, hundir el pecho, hacer que una energía insustancial suba por la coronilla, rodillas dobladas, hundir los codos, relajar el cuerpo, etc. El mantener todos estos requerimientos a la vez por un tiempo prolongado, puede llegar a ser bastante desafiante, y difícil, si no se tienen claros los objetivos de cada requerimiento.

Al estudiar los Clásicos del Taijiquan, nos encontramos con una de las teorías más antiguas respecto del arte.

Reservar la energía potencial (jing), es como tensar un arco, soltarla, es como soltar la flecha

 

La teoría de los 5 arcos es propia de las escuelas Chen y Wu de Taijiquan, la teoría dice que uno debe tener 5 arcos, siendo el torso uno de ellos, los dos brazos y las dos piernas son los otros cuatro, los cinco arcos deben ser como una unidad para que la energía, pueda moverse activamente a través del cuerpo.

El arco del torso, es el más importante y difícil de dominar, siendo los otros secundarios.

La teoría detrás de esto es bastante más profunda de lo que pareciera a simple vista, sin embargo, una buena aproximación se puede obtener estudiando las funciones de los arcos por separado.